Las reformas suelen ser esas pesadillas farragosas a las que la gente normalmente se resiste a no ser que sea cuestión de absoluta necesidad. En mi caso reformar es igual a ¡diversión! y cuando ví por primera vez este local no pude más que empezar a dar palmas por la cantidad de posibilidades que le veía al espacio.

Vista del local con columnas de ladrillo visto

El local se encontraba en bastante mal estado con goteras, rejas averiadas y completamente fuera de normativa de cara a conseguir una licencia de apertura.

El proyecto consistía en crear un espacio de tienda que aunara una zona para impartir talleres y otra de exposición y venta.

En las fotografías se aprecia el antes y el después de varias zonas, en las que dotamos a un local sin carácter ninguno de todas las características de un espacio de moda, en el que los materiales de construccion originales del edificio (1905), salían a la luz.

Además de dotarle de carácter, se actualizaron instalaciones como accesos, electricidad, control de incendios y gracias a ello, los propietarios consiguieron su licencia de apertura en un tiempo récord.

Vista del local con columnas de ladrillo visto

El gran reto era no solo convertir aquel espacio aburrido en un espacio atractivo para el tipo de público que se quería atraer, sino hacerlo en tiempo record, 4 semanas. Nuestro equipo se ocupó también de la iluminación, amueblamiento y de la tramitación de todas las licencias pertinentes tanto para la ejecución de la obra como para la apertura del mismo.

Creo que diseñé el espacio en un folio de papel a modo de croquis el mismo día que visitamos el local por primera vez, y que sin tomar medidas, tuve muy claro que la distribución del mismo iba a funcionar bien, tanto a nivel mobiliario de exposición y venta, como a zonificación de público.

El espacio se vertebra en tres zonas, una primera con el mostrador de venta y la gran exposición, un segundo algo más recogido tras las columnas de ladrillo visto, y un tercero, al fondo, donde se exponen algunos productos más y se ha organizado la zona de talleres con un baño.

Si está pensando en abrir cualquier tipo de local comercial o de hostelería consúltenos, podemos asesorarle tanto en la elección del local más adecuado, como en la reforma y decoración del mismo.