Lo nórdico está de moda, pero hay “nórdico” y “nórdico” cuando hablamos de este estilo. Esta apartamente tiene ese toque de casa nórdica pero con varias novedades que ¡me gustan muchísimo!

Este pequeño apartamento de estilo nórdico aúna diseño singular y acabados de última tendencia como vamos a ver.

¿Y que acabados son éstos? Pues sin duda los azulejos en damero y el uso del cobre en complementos y detalles como griferías, lámparas, las golas de los muebles…

El apartamento es tremendamente acogedor, con mobiliario de estilo nórdico pero muchos toques de maderas naturales, textiles, etc

Si os fijáis una moldura de color gris recorre todo el perímetro de las estancias, le aporta calidez y alidad al interior de la viviendo y junto con la carpintería (puertas, ventanas) y techos altos evoca un piso antiguo del centro de alguna ciudad del norte.

En el pasillo un papel pintado que reproduce motivos invernales de prendas de punto hace aún más evidente esa sensación de espacio acogedor y cálido, con el contrapunto de la lámpara de metal con bombilla de filamento que se ha colocado estratégicamente a la entrada del salón.

En el dormitorio se ha forrado una pared de falso ladrillo blanco y se han integrad leds bajo la moldura pintada de gris para recrear un ambiente íntimo. este espacio se separa del salón simplemente por unos paneles correderos de cristal. Las lámparas a ambos lados de la cama son igualmente de cobre.

Este proyecyo tiene sorpresa. Puede que si tienes un ojo muy acostumbrado a ver fotografía de interiores te hayas dado cuenta, pero si no tal vez no. Se trata enteramente de imágenes renderizadas por un Anton Gorbatenko, un artista cuyo trabajo se encuentra expuesto en Behance y que tiene proyectos absolutamente maravillosos en su portfolio.

Puedes visitar este y el resto de sus trabajos AQUI.