Hay veces que te llegan proyectos que son una verdadera gozada, incluso siendo un gran reto. Este es el caso del dúplex que he reformado y decorado para lemambo.es. en la zona de Conde Duque en Madrid y que se va a comercializar próximamente como vivienda turística.

Los propietarios de esta vivienda la adquirieron desde el principio con la idea de rentabilizarla como vivienda de alquiler turístico de lujo y con encanto. La casa está ubicada en un edificio de 1874 completamente rehabilitado y había perdido en buena parte su carácter y personalidad original en la rehabilitación, por lo que lo primero fue emprender algunas reformas que nos permitieran sacar a la luz materiales originales de la época en la que se construyó para posteriormente incorporar novedades para llevar su uso al siglo XXI.

Hicimos varias calas para descubrir donde habían quedadon ocultos por el pladur la estructura original de madera o las paredes de ladrillo con orientación alternante típicas de los edificios de esa época en la zona.

Decidimos sacar a la luz el ladrillo en la zona del comedor y los pilares originales de madera en la zona que separa visualmente la zona de estar e inmediatamente la percepción del estilo de la vivienda cambió radicalmente.

La cocina se incorporó a esta zona derribando el tabique que la aislaba del resto y encargamos una bonita ventana de hierro de color negro que es decorativa y a la vez oculta con un pequeño murete el desorden que pueda haber en la encimera de la cocina.

En la zona de estar habia una pequeña zona abuhardillada oscura y sin un uso práctico posible, a la que le abrimos una nueva ventana orientada al sur, convirtiéndola en un espacio perfecto para poner un escritorio y una zona de juego de niños.

La terraza, al andar del salón, se ve por esta nueva ventana y la luz que entra por ella ilumina incluso más la zona de estar adyacente.

En el piso de arriba se encuentran los dormitorios, donde la cubierta de madera blanqueada decora por sí misma.

El dormitorio principal tiene un baño completísimo con bañera de hidromasaje y cabina de ducha. La luz cenital que aporta la ventana Velux, crea un ambiente de spa perfecto para descansar después de un día de turismo por la ciudad.

El segundo dormitorio se ha planteado de manera que parezca una zona juvenil. Las camas se han dispuesto a lo largo de la habitación y se ha dejado espacio libre para sacar las camas nido si fuera necesario.

La casa además está llena de detalles, como las preciosas vajillas y cuberterías, los muebles elegidos con la idea de recrear una vivienda rústico-urbana y el equipamineto de baños y cocina, con todo lo necesario para pasar unos días perfectos en Madrid.

Este proyecto fue un reto desde el principio, pero no puedo estar más contenta con el resultado. Si tienes una reforma por hacer, ya sea complicada o no, no dudes en contactarme. Ya seas un particular o una empresa de alquieres turísticos, con pequeños cambios y una decoración adecuada se puede incrementar la rentabilidad de las mismas enormemente.

Más info en el perfil de instagram de @le_mambo y próximamente en su web lemambo.es