Hay veces que te llegan proyectos que son una verdadera gozada, incluso siendo un gran reto. Este es el caso del dúplex que he reformado y decorado para lemambo.es. en la zona de Conde Duque en Madrid y que se va a comercializar próximamente como vivienda turística.

Los propietarios de esta vivienda la adquirieron desde el principio con la idea de rentabilizarla como vivienda de alquiler turístico de lujo y con encanto. La casa está ubicada en un edificio de 1874 completamente rehabilitado y había perdido en buena parte su carácter y personalidad original en la rehabilitación, por lo que lo primero fue emprender algunas reformas que nos permitieran sacar a la luz materiales originales de la época en la que se construyó para posteriormente incorporar novedades para llevar su uso al siglo XXI.

Hicimos varias calas para descubrir donde habían quedadon ocultos por el pladur la estructura original de madera o las paredes de ladrillo con orientación alternante típicas de los edificios de esa época en la zona.

Decidimos sacar a la luz el ladrillo en la zona del comedor y los pilares originales de madera en la zona que separa visualmente la zona de estar e inmediatamente la percepción del estilo de la vivienda cambió radicalmente.

La cocina se incorporó a esta zona derribando el tabique que la aislaba del resto y encargamos una bonita ventana de hierro de color negro que es decorativa y a la vez oculta con un pequeño murete el desorden que pueda haber en la encimera de la cocina.

En la zona de estar habia una pequeña zona abuhardillada oscura y sin un uso práctico posible, a la que le abrimos una nueva ventana orientada al sur, convirtiéndola en un espacio perfecto para poner un escritorio y una zona de juego de niños.

La terraza, al andar del salón, se ve por esta nueva ventana y la luz que entra por ella ilumina incluso más la zona de estar adyacente.

En el piso de arriba se encuentran los dormitorios, donde la cubierta de madera blanqueada decora por sí misma.

El dormitorio principal tiene un baño completísimo con bañera de hidromasaje y cabina de ducha. La luz cenital que aporta la ventana Velux, crea un ambiente de spa perfecto para descansar después de un día de turismo por la ciudad.

El segundo dormitorio se ha planteado de manera que parezca una zona juvenil. Las camas se han dispuesto a lo largo de la habitación y se ha dejado espacio libre para sacar las camas nido si fuera necesario.

La casa además está llena de detalles, como las preciosas vajillas y cuberterías, los muebles elegidos con la idea de recrear una vivienda rústico-urbana y el equipamineto de baños y cocina, con todo lo necesario para pasar unos días perfectos en Madrid.

Este proyecto fue un reto desde el principio, pero no puedo estar más contenta con el resultado. Si tienes una reforma por hacer, ya sea complicada o no, no dudes en contactarme. Ya seas un particular o una empresa de alquieres turísticos, con pequeños cambios y una decoración adecuada se puede incrementar la rentabilidad de las mismas enormemente.

Más info en el perfil de instagram de @le_mambo y próximamente en su web lemambo.es

Puede ser un tema perfecto para una habitación que compartan dos hermanos de distinto género, puesto que no lleva etiqueta niño/niña como pueden llevar otros motivos. Los nuevos papeles pintados de animalitos nos gustan porque ya no recuerdan nada a aquellas cenefas de los años 90…

Lizzie Mackay

Hemos hecho una pequeña selección de papeles pintados que incluyen animales. Algunos coloridos, otros más neutros, pero todos igualmente aptos para habitaciones infantiles del siglo XXI.

Hibou Home

Anna French

Chispum

Los más enérgicos y coloridos preferiblemente deben colocarso solo en una pared de la habitación. Por el contrario los más suaves, casi difusos como los cisnes o las palomas de arriba, resultarían perfectos empapelando la superficie total del dormitorio.

Aimee Wilder

Guess who wallpapers

Studio Ditte

Sanderson. two by two

No pienses que solo puedes empapelar los dormitorios infantiles, los papeles vinílicos son aptos para zonas con algo de humedad (aunque no humedad directa) y pueden decorar parte de algún baño infantil de manera temporal, y retirarse cuando los niños vayan creciendo. Mucha mejor solución que buscar un azulejo infantil que obligue a hacer obras cuando nos aburramos de él.

Karamazoo Sanderson

Hibou home

Nuestros favorotos sin duda los de tonos alegres como este de zorros naranjas de abajo. Cuarto de juegos en beige y naranja es desde luego una buenísima opción para estimulra la imaginación de los niños.

Mr Fox Scion wallpapers

Volvemos pronto con papeles para domitorios, ¡esta vez para mayores!

Añadir color, textura y conseguir un efecto decorativo con algo que no sean cuadros en nuestras paredes es un gran reto. Hay algunos objetos que son muy decorativos por sí mismos y esta idea para decorar que os mostramos hoy no puede ser más original y bonita.

Este tipo de cestos planos son bastante comunes en las cesterías españolas. Muchas veces los habréis visto y habréis pensado que no os gustaban nada. Demasiado color tal vez o presentados sobre mesas llenos de fruta no ayudan a imaginar como pueden quedar agrupados en un conjunto decorando nuestras paredes.

Yo tengo una especial atracción por las combinaciones más neutras. Más aires africanos que caribeños, pero me he rendido ante ellos igualmente…

Los colocaría sin duda en contraste con una pared completamente blanca, para que le aportaran textura y contraste. Los distintos tamaños y dibujos son muy importantes para crear ese juego decorativo.

En un ambiente rústico es donde los esperamos encontrar pero es curioso como colgarlos de la pared le puede dar a la decoración rústica un punto contemporáneo si acertamos con la composición.

Podemos comenzar con una colección pequeña. Busca en principio una pared más reducida y distancialos creando una composición más fluida.

Pero no me hagas mucho caso con lo de que sean cestos neutros. Si quieres una explosión de color para tu casa mira estas ideas…

Rosas, azules, morados, verdes; mézclalos sin rubor pero intenta que los cestos guaden un nexo común como el tipo de fibra o la forma de estar tejidos.

Mira esta combinación de tonos terrosos y naturales, es muy diferente a la anterior y encaja en otro tipo de decoración más tradicional.

Y no los cuelgues necesariamente de una pared del salón, prueba en tu dormitorio o en una escalera…

Aunque vigiles bien que lo que sobresalen de la pared no vaya a entorpecer el paso…

Y no me hagas tampoco mucho caso con lo del contraste sobre pared blanca. a veces corriendo riesgos ¡se obtienen resultados espectaculares!

Todos los links originales pinchando en las propias imágenes.

Lo nórdico está de moda, pero hay “nórdico” y “nórdico” cuando hablamos de este estilo. Esta apartamente tiene ese toque de casa nórdica pero con varias novedades que ¡me gustan muchísimo!

Este pequeño apartamento de estilo nórdico aúna diseño singular y acabados de última tendencia como vamos a ver.

¿Y que acabados son éstos? Pues sin duda los azulejos en damero y el uso del cobre en complementos y detalles como griferías, lámparas, las golas de los muebles…

El apartamento es tremendamente acogedor, con mobiliario de estilo nórdico pero muchos toques de maderas naturales, textiles, etc

Si os fijáis una moldura de color gris recorre todo el perímetro de las estancias, le aporta calidez y alidad al interior de la viviendo y junto con la carpintería (puertas, ventanas) y techos altos evoca un piso antiguo del centro de alguna ciudad del norte.

En el pasillo un papel pintado que reproduce motivos invernales de prendas de punto hace aún más evidente esa sensación de espacio acogedor y cálido, con el contrapunto de la lámpara de metal con bombilla de filamento que se ha colocado estratégicamente a la entrada del salón.

En el dormitorio se ha forrado una pared de falso ladrillo blanco y se han integrad leds bajo la moldura pintada de gris para recrear un ambiente íntimo. este espacio se separa del salón simplemente por unos paneles correderos de cristal. Las lámparas a ambos lados de la cama son igualmente de cobre.

Este proyecyo tiene sorpresa. Puede que si tienes un ojo muy acostumbrado a ver fotografía de interiores te hayas dado cuenta, pero si no tal vez no. Se trata enteramente de imágenes renderizadas por un Anton Gorbatenko, un artista cuyo trabajo se encuentra expuesto en Behance y que tiene proyectos absolutamente maravillosos en su portfolio.

Puedes visitar este y el resto de sus trabajos AQUI.

Hace un par de años el color menta era uno de mis favoritos para crear ambientes juveniles y desenfadados. Luego me saturé, el menta estaba por todas partes y resultaba demasiado pastel…

Pero ahora unos posibles nuevos clientes me preguntan por una cocina en clave “mint” o menta y tengo que reconfigurar mi cabeza para ver como añadir este color a su cocina sin que sature y les vaya a cansar demasiado rápido.

La idea inicial de mis clientes es que los muebles vayan en este color. No obstante él, opinando sinceramente sobre la idea, encuentra que la imagen inicial con la que me preguntaban sobre la posibilidad de hacer esta cocina y que he puesto encabezando este post, le resultaba excesivamente femenina. Mint si, ¡pasteloso no por favor!

¿Y cómo incluir el menta sin que resulte tan pasteloso como la primera imgaen? Pues bien, lo más obvio sería buscar un mueble cuyos frentes sean modernos como el de la cocina de ikea dos imágenes más arriba, o complementándolo con otro color que le reste protagonismo como el wengué de esta imagen aquí arriba.

Imgino que ella dirá, no falta de razón, que el wengué le resulta muy oscuro y es tremendamente masculino, cada uno tirará para su lado es natural, así que ¿Y si lo combinamos con blanco? El toque de la madera le aportará la calidez que un mueble blanco siempre necesita en algún punto.

A mí personalmente esta opción me parece que equilibra lo que busca él y lo que busca ella. El punto de contraste de la baldosa hidráulica elimina ese toque pastelosos del menta, que sin embargo tiene gran protagonismo en la pared y la camapna estractora.

Aquí lo volvemos atener contrastando con madera, mueble blanco y baldosa hidráulica. Es un ambiente más rústico y además el tono de menta es mucho más intenso.

Está claro que pintar la pared es mucho menos arriesgado. Una vez el mint se pase de moda o te canses de él, es cuetión de pasarle un rodillo y cambiar de color…

Aunque la opción de meter un azulejo de ese color me traiga peligrosamente ¡y eso si que es permanente!

(Tenéis los links a todas las imágenes originales pinchando en las propias fotos)

 

 

Vivir en una casa propia y reformada a nuestro propio gusto, para que fuera exactamente aquello que necesitamos, es el sueño de cualquier persona a la que le apasione su hogar.

En el caso de esta obra de reforma, el punto de partida era un piso de 1965 lleno de luz, con una orientación fabulosa y en un céntrico barrio de Madrid. Que la vivienda estuviera en su estado original era lo de menos, porque desde el principio se supo que iba a ser una reforma integral.

salón terminado, Paula Duarte Interiores

La distribución original de la vivienda (de 165 metros cuadrados) estaba muy desfasada para el modo de vida de una familia joven con niñlos pequeños y adolescentes. La cocina se dividía en tres espacios; dormitorio de servicio, baño de servicio y cocina office. Había un salón separado de un amplio comedor y sin embargo los restantes tres dormitorios eran bastante pequeños.

Distribución original, Paula Duarte Interiores

Las necesidades de los propietarios pasaban por crear tres grandes dormitorios, uno de ellos tipo suite e integrar toda la zona común familiar en un solo espacio (cocina-comedor-estar). En el caso de esta familia en concreto, un adolescente necesitaba un espacio más amplio en el que estudiar, dormir y recibir amigos, por lo que la premisa de conseguir ese espacio era, junto con la de integrar las zonas comunes, la más importante.

Nueva distribución, Paula Duarte Interiores

Con la nueva distribución quedaron tan solo tres dormitorios de medidas generosas; uno de ellos una suite con zona de vestidor y baño incorporado, un gran dormitorio para el hijo adolescente, dándole algunos metros de la terraza y un tercer dormitorio (el que anteriormente era el dormitorio principal) y que comparte con el otro un baño abierto al pasillo. La zona común, como se puede ver en el plano de estado reformado, está completamente abierta, pero cuenta con el plus que la cocina queda oculta visualmente hasta que no se penetra en el interior de la casa.

El antes y el después del salón, Paula Duarte Interiores

Al derribar tabiques la luz inundó todo el espacio.

La luz inunda la casa, Paula Duarte Interiores

 

Pese a ser una reforma global, en el que se actualizaron instalaciones, se derribaron tabiques y falsos techos y se cambiaron ventanas, el proceso duró tan solo 9 semanas. Todo un record teniendo en cuanta la calidad de los trabajos realizados y la cantidad de oficios (electricistas, fontaneros, aire acondicionado, carpinteros) que hubo que coordinar.

El salón ha tomado forma, Paula Duarte Interiores

La vista desde la cocina hacia la fachada de la casa está ahora totalmente abierta. Mientras cocinas puedes ver el horizonte infinito, las nubes y mucho mucho cielo… Los acabados finales buscaban capturar esa luz de la que hablabamos. Los suelos de madera de roble maciza son una auténtica joya, así como la carpintería de toda la casa, con puertas lacadas en blanco y dos frentes de armario diseñados a medida para el espacio en madera de pino vista a modo de puertas “de granero”.

Cocina totalmente abierta, Paula Duarte Interiores

La cocina ha quedado completamente abierta. Integrada en la zona familiar común pero sin desentonar con el resto de la decoración, se distribuye en forma de “U” con una enorme península de 90 cmts. de ancho en la que poder comer o charlar con amigos.

Salón con mesa de grandes dimensiones, Paula Duarte Interiores

El comedor ocupa el espacio del antiguo aseo de servicio y con la librería al fondo y las lámparas de origami son otro foco de atención importante en el salón.

Esta reforma muestra como realmente podemos dar la vuelta completamente a una distribución obsoleta sin sufrir los problemas de una reforma tan cmpleta al contar con un equipo profesional y un buen proyecto de base.

 

Hace unos días contaba que la reforma de esta vivenda fué intensa pero rápida. Los albañiles avanzaban muy rápido con las demoliciones y yo tenía que ir redefiniendo ideas que “in situ” no me acababan de convencer, como contar con un vestidor que sirviera de repartidor entre el dormitorio principal y el baño, que con la demolición hecha me pareció que iba a quedar muy pequeño.

Vestidor, Paula Duarte Interiores

Pero vayamos habitación por habitación, ayer os enseñé ya algo del salón, “estar” más bien en este caso, y aquí van algunas imágenes más…

Salón, Paula Duarte Interiores

La zona de estar propiamente dicha la forman tres sofás, uno grande con forma curva que es una antigüedad alemana y dos sofás que llevan con la familia bastantes años, pero que al ser desenfundables,resultan muy prácticos. La mesa de centro es una mesa de comedor que se adaptó a su nueva función cortándole las patas. Las cómodas a ambos lados de los sofás son de herencia familiar.

Salón y chaise lounge, Paula Duarte Interiores

Frente a ellos está la zona de la TV. La idea era que ésta quedara algo oculta y no fuera de ninguna manera el centro de la zona de estar, así que se colocó un armario con bastante fondo que hace que al entrar, y pese a no haber hall en la casa, la televisión no se vea.

Que las televisiones sean el foco de atención en los salones es algo que no me acaba de gustar y siempre intento disimularlas de alguna manera, o bien ocultándolas en muebles que no tiene concretamente ese uso, para “despistar” o buscando a la zona de tv un rincón que no sea visible desde todos los ángulos de la vivienda.

Dormitorio principal, master bedroom, Paula Duarte Interiores

El dormitorio principal se obtuvo de unir dos habitaciones más pequeñas y dado que la vivienda está en un piso muy alto, pese a dar a un patio, tiene muchísima luz natural. La pared del cabecero se empapeló y el resto se dejó pintado en balnco al igual que el resto de la vivienda, unificando así la decoración.

Dormitorio principal, master bedroom, Paula Duarte Interiores

El baño que antes de la reforma se abría al pasillo se integró ahora al dormitorio. Se construyó una amplia cabina de ducha enrasada con el nivel del suelo de toda la casa y se comunicó con la suite por una puerta corredera disñada por mí especialmente para esta vivienda de una familia joven que quería detalles que la hicieran un poco diferente.

Puerta corredera baño, barn door, Paula Duarte Interiores

La habitación del hijo mayor es de medidas muy generosas y permite haber creado tres zonas diferentes; dormir, estudiar y ocio.

Dormitorio invitados, Paula Duarte Interiores

Las medidas de la habitación permitieron incluso incluir un enorme armario de dos metros. En la vivienda solo hay un armario empotrado (en el pasillo y que se cierra por una gigantesca puerta corredera) por expreso deseo de los propietarios ya que resultan un elemento decorativo más.

dormitorio invitados, cerramiento terraza, Paula Duarte interiores

La decoración del espacio, aquí aún en pañales ya que las fotos se tomaron a pocos días de la mudanza, incluye ese contraste en negro y blanco del resto de la casa. Recordemos la cocina por ejemplo. La idea de que todo siga un esquema común hace que al pasear por la vivienda tengamos una gran sensación de armonía en el conjunto.

Esquina de lectura, Paula Duarte Interiores

Otro día haré un especial sobre los cuartos de baño y la maravillosa terraza de la vivienda, porque solo ellos merecen un post aparte.

 

Las reformas suelen ser esas pesadillas farragosas a las que la gente normalmente se resiste a no ser que sea cuestión de absoluta necesidad. En mi caso reformar es igual a ¡diversión! y cuando ví por primera vez este local no pude más que empezar a dar palmas por la cantidad de posibilidades que le veía al espacio.

Vista del local con columnas de ladrillo visto

El local se encontraba en bastante mal estado con goteras, rejas averiadas y completamente fuera de normativa de cara a conseguir una licencia de apertura.

El proyecto consistía en crear un espacio de tienda que aunara una zona para impartir talleres y otra de exposición y venta.

En las fotografías se aprecia el antes y el después de varias zonas, en las que dotamos a un local sin carácter ninguno de todas las características de un espacio de moda, en el que los materiales de construccion originales del edificio (1905), salían a la luz.

Además de dotarle de carácter, se actualizaron instalaciones como accesos, electricidad, control de incendios y gracias a ello, los propietarios consiguieron su licencia de apertura en un tiempo récord.

Vista del local con columnas de ladrillo visto

El gran reto era no solo convertir aquel espacio aburrido en un espacio atractivo para el tipo de público que se quería atraer, sino hacerlo en tiempo record, 4 semanas. Nuestro equipo se ocupó también de la iluminación, amueblamiento y de la tramitación de todas las licencias pertinentes tanto para la ejecución de la obra como para la apertura del mismo.

Creo que diseñé el espacio en un folio de papel a modo de croquis el mismo día que visitamos el local por primera vez, y que sin tomar medidas, tuve muy claro que la distribución del mismo iba a funcionar bien, tanto a nivel mobiliario de exposición y venta, como a zonificación de público.

El espacio se vertebra en tres zonas, una primera con el mostrador de venta y la gran exposición, un segundo algo más recogido tras las columnas de ladrillo visto, y un tercero, al fondo, donde se exponen algunos productos más y se ha organizado la zona de talleres con un baño.

Si está pensando en abrir cualquier tipo de local comercial o de hostelería consúltenos, podemos asesorarle tanto en la elección del local más adecuado, como en la reforma y decoración del mismo.